No se puede tapar el sol con un dedo

image-1La gente lo que más anhela es paz y seguridad, pare ello  precisamente hemos conformando a nuestras gobiernos cuya principal función es brindarnos esas garantías.Sabemos que en los últimos doce años los demonios de nuestros peores temores fueron liberados por una serie de medidas estratégicas; la lucha contra el narcotráfico no solo no detuvo el tráfico y consumo de substancias ilegales sino que motivó a que los grupos criminales crecieran y se diversificaran al grado que al día de hoy tenemos que vivir en comunidades bardeadas y con elementos de seguridad privada resguardando nuestros barrios, o metidos en casas completamente selladas con barrotes de acero y doble cerrojo, los que pueden instalan cámaras de seguridad o compran perros bravos, hemos llegado al extremo de que las personas honestas viven encerrados en sus bunkers, cuidándose las espaldas al salir de casa. En la práctica estamos viviendo en un estado de sitio.

El Estado mexicano equivocó el camino hace una década, entró a una guerra con el fantasma de las drogas y lo que provocó fue que sus peores temores se manifestaran. Los grupos criminales se organizaron y se expandieron, pasaron del negocio de las dragas a cualquier otro ilícito que fuera rentable; desde la extorsión al “huachicoleo”. Estas sofisticadas estructuras criminales has sido capaces de comprar autoridades y políticos de todos los niveles de gobierno que se han convertido en cómplices, piezas clave en las estructuras criminales.

Doce años después de haber comenzado esta guerra seguimos sumidos en una batalla interminable. Al día de hoy nuestros policías siguen buscando un carrujo de mariguana en los bolsillos del estudiante y del trabajador, provocando que la ilegalidad no solo sea un negocio de los crimínales sino que permiten que la autoridades también tengan el derecho a extensional o a castigar al consumidor.

Se había anunciado que como parte de la estrategia de seguridad de la cuarta transformación se despenalizaría el uso de la canabis y se controlaría por el estado la producción de la misma. Este solo cambio en el paradigma le quitaría un grandísimo negocio a la delincuencia y le brindaría al estado un ingreso importante. La legalización de la mariguana es una estrategia que se tiene que poner en práctico, no nos vaya a pasar como con el gobierno anterior que simplemente se reunieron foros de discusión, donde solo los expertos, participaban, pero no se avanzó.

Hoy gracias a la jurisprudencia lograda por un puñado de mexicanos ya estamos en la posibilidad de despenalizar la planta para usos medicinales y recreativos, estamos a un paso, un paso que nos ha tomado mucho trabajo y que nos seguimos tardando en dar. Mientras tanto las balaceras continúan y los muertos se acumulan, las cárceles se abarrotan y la policía continúa deteniendo a la persona equivocada.

México podría ser una potencia en la producción de canabis, siempre lo ha sido, pero la astucia de otros gobiernos europeos y norteamericanos en anticiparse a la legalización, ha provocado que los métodos de producción avancen de forma importante dejando a la producción nacional no solo como un producto caro y manchado de sangre sino que incluso ha bajado la calidad en comparación a nuestros vecinos del norte, que por cierto son los mayores consumidores del mundo.

Ayer hubo seis muertos aquí a la vuelta de mi casa en Playa del Carmen, si hoy me atrevo a caminar por la zona turística seguros se me aproximará algún miembro de la mafia y me ofrecerá un carrujo. Así las cosas, mientras no cambiemos los paradigmas y las estrategias seguiremos inmersos en esta guerra interminable que de ninguna manera nos ha brindado paz y seguridad. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s