La Estafa Maestra y El Castigo Divino

8619cb3a-8c49-4e58-8e3e-f6443880f0daLa impunidad puede ocurrir en vida pero en la muerte todos pagarán por sus crímenes. Esa ha sido la premisa de todas las doctrinas religiosas en cuanto al agravio de la falta de justicia en vida. Si fuera así estos huachicoleros que ardieron en llamas hasta quedar completamente incinerados estaban pagando las consecuencias de sus propios actos. No quiero ni imaginarme lo que les espera a todos los funcionarios de gobierno, a los miembros del sindicato y a todos aquellos empresarios y particulares que han participado en el robo a la paraestatal y al país.

Si en efecto existe la justicia divina esperemos ver muchas tragedias como la del pasado viernes en Hidalgo. Pero como nadie quiere más explosiones ni gente calcinada lo mejor sería adecuar nuestro sistema de justicia para poder castigar de acuerdo a la ley a todos aquellos que han robado al Estado, en particular a los que lo han hecho aprovechando sus posiciones como funcionarios de gobierno. Para los políticos y “servidores públicos” ladrones debe de haber un lugar especial en el infierno, pero también debería de existir un lugar, y nada especial, en las cárceles.

Fueron horribles las imágenes de la explosión del ducto de Pemex, pero más espantosas son las informaciones diarias que nos llevan a deducir que los gobiernos anteriores, en particular el que acaba de terminar, quienes se dedicaron a robar en vez de gobernar. Lo vimos con Duarte en Veracruz, con Borge en Quintana Roo, con Hernandez en Tamaulipas…la lista sigue y sigue, la constante es que está última generación de políticos del PRI eran un auténtico grupo criminal. Ahora sabemos que en ningún momento les interesó gobernar, sino que todo el tiempo la encomienda era saquear las arcas del Estado utilizando cualquier medio posible. Al parecer cada uno de estos gobernantes desarrollo métodos creativos para desfalcar las arcas del erario y cubrir las evidencias. Fue una operación perversa y maligna digna del mejor guión para cualquier película o novela de villanos.

Hoy ya sabemos que uno de los botines fue el petróleo de los mexicanos, que las dimensiones de este saqueo fue superior a lo imaginado, también sabemos que para que esto ocurriera tenían que estar enterados los de arriba, los de hasta mero arriba, no hay otra forma de explicar que un saqueo de este tamaño no haya llamado la atención del secretario de energía o de hacienda, no es posible que el presidente no supiera lo que estaba pasando.

La última generación de gobernantes del PRI merecen el título por el mejor drama de acción. Las películas de Hollywood “La Gran Estafa” y el libro “La Estafa Maestra”, son tan inocentes e ingenuos en comparación a la operación que los gobernantes mexicanos planearon, ejecutaron, permitieron y, en el peor de los casos, ignoraron. Por cualquier ángulo que se le vea necesita haber un lugar en el infierno para ellos, pero espero que ese lugar sea una cárcel de alta seguridad y por supuesto la confiscación de sus bienes y el resarcimiento del daño a la nación.

No más corrupción en México, no más impunidad, nadie quiere revanchismo ni más muertes, lo que necesitamos es justicia efectiva para los sobrevivientes. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s